Dos cerebros que pueden explicar cualquier sentimiento (Catpower)

“Tengo ganas de ser aire y me respires para siempre”. (Zoé – Soñé)

Son el tipo de sentencias que las personas hacemos por lo menos una vez en la vida, con el tiempo aprendemos que este nivel de exageración nos lleva a un solo lado: Una enfermiza codependencia.

Hablemos claro: Con ese mismo tiempo las actitudes de las personas (con una lectura metódica; “tal acción se desprende de x circunstancia, dicha circunstancia tiene tal origen el cual desencadenará evidentes reacciones y consecuencias” uno va creando un catalogo) se vuelven predecibles. Lo que rápido comienza, rápido termina; entre mas alto vuelas mas dolorosa será la caída; el enamoramiento se convierte en una enfermedad mental (lista para atrapar a cualquier ingenuo), las personas se auto flagelan emocionalmente a mas no poder como si de un muñeco de vudú se tratase, al final de nadie es la culpa y nada mas por no querer encontrar culpables. ¿Pero entonces donde queda la maravilla que nos vendieron las canciones de pasión y romance,  las películas donde un romántico caballero muere por su devota damisela, los regalos increíbles, las cursilerías que hacen suspirar; acaso se esfuman tan miserablemente dentro de nosotros sin que nos demos cuenta? .No.

 

No nos engañemos: Todas esas ideas han sido solo transformadas, los que aprenden de las experiencias evolucionan esas ideas y sentimientos para convertirlos en sensaciones de bienestar A LARGO PLAZO (citando una vez mas al maestro Aristóteles: El ser humano es la única bestia que tropieza dos veces con la misma piedra) pero quienes no lo hacen viven en sus días de vida, días de muerte y calvario. Ciertas personas se hacen exigentes, otras se hacen más tontas, unas cuantas se convierten en esclavas de alguien más o de si mismos y la mayoría en mitómanos maniacos. Estos últimos son los más peligrosos, por que terminan por creérselas, las absorben y se hacen ignorantes de una cruda realidad, viven en una delicada fantasía… que siempre se rompe y les duele la vida.

 

Aceptémoslo: El romance, la pasión y el enamoramiento siempre van a estar ahí, es como una manera de vivir, es tener fe y esperanza en la gente, por que el ser humano no esta hecho para estar solo. ¿Pero como se hace para no sentir daño, para disfrutar plena y sinceramente a alguien ( o alguienes)?. Aceptación. House tiene razón (Todos mienten) la única variable es: sobre que lo hacen. ¡Cada uno de nosotros también lo hace! Una vez que nos damos cuenta de esto y queremos que nuestra convivencia con quien sea se convierta en algo justo… todo será más fácil. Comprenderemos a las personas, su manera de ser y de mentir. Entenderemos que no somos superiores a nadie y que nadie es superior a nosotros, pero siempre habrá alguien mas inteligente y esa persona será (por lo menos para mi) de quien nos enamoraremos verídicamente. El único detalle sería entonces que la gente tuviera una visión similar, que: Hablara claro, que no se engañara y aceptara las cosas inevitables del universo. Esto es lo complicado de encontrar.  Sinceridad, auto comprensión y aceptación. Requerimientos INDISPENSABLES para la convivencia y la adaptación a las relaciones del siglo XXI y la sociedad actual. Mi humilde opinión.

P.D. Yo he desarrollado dos cerebros; el de mi cabeza y el que cambie por el órgano en mi pecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s